23 dic. 2010

Paranoia


Los rostros se dilatan más y más. La relatividad del mundo me ahoga. Quiero besarte, me acerco pero me rechazas-¿O es que tú vienes y yo me escurro? 
La mente se llena de olvidos, el de tu cara, de tus gestos y me inundan recuerdos futuros de instantes no sucedidos. 
Tengo en la boca un gusto a mar que no probé, sin embargo tus besos se han ido. Quiero despertar pero no estoy soñando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Un importante aporte para mi crecimiento