23 dic. 2010

Sentimiento salado

Al pronunciar mi primer y único No una lágrima brotó de tu ojo derecho, aunque más bien parecía que nacía de tu alma. Si lo hubiera sabido antes hubiera dicho SI, para no ahogarme en este mar de tristeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Un importante aporte para mi crecimiento